Pasar al contenido principal

Autor


Toda acción tiene una reacción, y toda causa tiene un efecto. La Selección Argentina tiene un pie afuera de Rusia 2018 y encima Messi, casi nuestra única esperanza, no nos podrá dar una mano en las últimas fechas de Eliminatorias.

Dos meses después de uno de los grandes hitos del deporte argentino, la serie de Copa Davis ante Italia debía ser festejo, alegría y homenajes. Sin embargo, solo fue decepción.

En los últimos años, Diego fue noticia por innumerables escándalos. Sin embargo ayer, después de mucho tiempo, volvió a conmovernos a todos.

“Los vi como a un boxeador que agarra al rival porque está a un paso del precipicio, sin aire, y no sabe qué hacer para mantenerse en pie. Al borde del knock-out. Así está la Selección Argentina”.

Se habló durante meses sobre la renuncia de Lio y qué sería de nuestro equipo sin su 10. Para muestra basta un botón. La visita a Venezuela así lo demostró.

SEGUI LEYENDO