Pasar al contenido principal

Autor


Unicef nos propone una carrera por la educación, considerando que terminar la secundaria es un derecho para todos. ¿Qué significa ser de alto rendimiento en ambos ámbitos?

Las diferencias entre “trabajar, trabajar y trabajar” de la generación de nuestros padres, versus “trabajar en algo que me guste y genere impacto” de nuestros jóvenes tienen un punto en común: es necesario, en ambos casos, aprender a apagar la cabeza para rendir de la mejor manera.

Existen dos puntos decisivos que transforman a un grupo en un equipo de alto rendimiento: la reversibilidad y la mejora continua. Probablemente nuestra Selección de fútbol sea el equipo nacional que más expectativas concentre y mayor exigencia de resultado reciba. Imaginemos un diseño específico de roles, normas, objetivos, acciones de cohesión y competitividad interna.

Nuestra cultura nacional ligada a los Superhéroes nos lleva a esperar milagros y respuestas mágicas en situaciones adversas o complejas. El alto rendimiento deportivo, una vez más, nos muestra una alternativa eficiente.

Lo ocurrido en el club de la ciudad de Pilar, donde un grupo de padres le gritó "son todos put..." a chicos de 12 años del equipo rival generó un profundo debate en la sociedad.

¿El que decide ser deportista tiene que dedicar 100 por ciento de su tiempo a dicha actividad? ¿Se puede entrenar y estudiar al mismo tiempo? Esta pregunta que muchos atletas, entrenadores y padres se hacen la responden los especialistas, pero también los ejemplos de atletas que son prueba de ello.

SEGUI LEYENDO