Pasar al contenido principal
Lunes 19 de Marzo de 2018

El Cuarteto Leo va a la Justicia

Una demanda judicial involucra al primer grupo cuartetero. La historia del litigio del que participan La Mona Jiménez y otras grandes figuras de nuestra música.

Eduardo Gelfo, hijo de Leonor Marzano y Miguel Gelfo, inició una demanda judicial contra una persona que se habría apoderado del nombre de la histórica banda sin su permiso.

José Miguel Rossi participó durante un corto tiempo del Cuarteto Leo junto al heredero de la familia pionera de la música de Córdoba. Fue cantante, pero no duró más que unos meses.

+ MIRÁ MÁS: El cuarteto le canta al amor.

Tras su salida, inició una guerra declarada con el hijo de la pareja fundadora. Aprovechando un descuido en el estudio que le llevaba el registro de la patente, anotó a su nombre nada menos que la desginación del grupo fundador de la historia de nuestra música.

"Es un atropello contra mi mamá, a mí me puede hacer lo que sea pero a ella no", expresó Eduardo Gelfo.

Con ese nombre, participó de numerosos eventos en distintas ciudades de Córdoba y el interior del país. Pero el negocio se le acabó cuando los organizadores se empezaron a cuestionar por qué Eduardo Gelfo, el hijo de la dueña del "piano saltarín", no estaba en el escenario. "Decía que yo estaba enfermo y por eso no podía ir, pero la gente algunas veces pedía que le devolvieran la entrada", relató él mismo.

+ MIRÁ MÁS: Así se hizo el mural de La Mona en Alta Gracia.

Sin embargo, la guerra continuó. En enero de 2015, el hijo de Leonor tenía programado estar en el Festival de Jesús María. Pero la presentación no se pudo concretar porque José Miguel envió una carta documento a la comisión indicando que no tenía autorización para usar el nombre de Cuarteto Leo. Con esta herramienta "asustó" a varios festivales y dejaron de llamarlo.

Esa fue la gota que rebalsó el vaso y que hizo que iniciaran una demanda de nulidad de registro de nombre en el juzgado federal del Dr. Bustos Fierro.

"Es un atropello contra mi mamá, a mi me puede hacer lo que sea pero a ella no", declaró muy amargado Eduardo a Cuarteteando.

Ahora están en etapa de presentación de pruebas y testigos. En la mañana del lunes, algunas figuras del cuarteto desfilaron por el cuarto piso de los Tribunales Federales de Córdoba como testigos en la causa.

La Mona Jiménez, Emeterio Farías y Ariel Ferrari narraron el origen del Cuarteto Leo y declararon a favor de la familia Gelfo para defender la historia de nuestra música. Carlitos Rolán también estaba citado, pero no pudo asistir por un problema de salud y lo hará la próxima semana.

Desde el estudio de abogados Arteaga y Asociados, especialistas en marcas y patentes y defensores de Eduardo Gelfo, aseguran que el caso está ganado y pueden demostrar que se constituyó "una marca de hecho" y corresponden los derechos al hijo de Leonor y Miguel.

Sin embargo, nadie le quita el trago amargo a esta familia que tanto le dio a la música de Córdoba.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios