Pasar al contenido principal
Curioso
Moda

Atención mujeres: estas 5 prendas pueden dañar tu salud

Se trata de prendas populares y muy atractivas. Como a simple vista no parecen dañinas, nadie sospecha que debería dejar de usarlas o hacerlo de otro modo. Te contamos cuáles son y te damos algunas sugerencias.

Por: Soledad Oliva
Miércoles 15 de Marzo de 2017
Skinny jeans

El dolor de espalda que sufren muchas mujeres se debe -en parte- a la ropa, calzados o accesorios que usan. El dato, publicado en el diario La Vanguardia, fue aportado por la Asociación Británica de Quiroprácticos. Esto le ocurre al 73 por ciento de las mujeres relevadas.

Y a pesar de esto, sólo la minoría, un 28 por ciento de ellas, son conscientes de que la ropa escogida diariamente tiene efectos negativos en su salud.  "Un tercio -el 33 por ciento- de las encuestadas no tenían ni idea de que elegir entre un pantalón u otro podía afectar a su espalda y a su cuello", afirma el estudio.

Este es el ránking de las 5 prendas más dañinas para nuestra espalda:

  1. Pantalones "skinny" (pegaditos como la piel, hasta los tobillos)
  2. Bolsos extragrandes o cruzados
  3. Abrigos con grandes capuchas (tipo parkas)
  4. Zapatos de taco alto
  5. Zuecos

"Algunas de las prendas más populares y usadas pueden afectar, sin saberlo a la salud". Así de clara y contundente es la afirmación de Tim Hutchful, miembro de la Asociación que elaboró este estudio. A pesar de ello, la recomendación no es dejar de usarlas, sino que para no sufrir las consecuencias, dan algunas recomendaciones a la hora de llevarlas:

  • Una de ellas es variar las prendas día a día, y elegir aquellas con nos permitan mover el cuerpo libremente. Lo mejor es escoger las prendas holgadas y cómodas, en vez de las más pequeñas y ajustadas. Y una recomendación especial para el corpiño: usar el que quede perfecto, ni muy suelto, ni muy apretado, y menos, que ejerza presión sobre los hombros.
  • En el caso de los bolsos, hay dos recomendaciones tan sencillas como poco cumplidas por las mujeres: dejar el bolso cuando llegamos al sitio al que vamos y no cargarlo con cosas que no vayamos a necesitar.
  • En relación a los tacos, lo mejor es evitar los muy altos y apuntar a los más anchos, cosa que por coquetería, muchas veces nos cuesta optar.