Pasar al contenido principal
Deportes
Fútbol

Los capítulos de Historias Mínimas de los Mundiales

La serie repasa anécdotas y leyendas de las Copas del Mundo. Algunas son trágicas, otras increíbles y alucinantes. Una producción cordobesa con los relatos de Osvaldo Wehbe. Aquí, los 12 episodios.

Por: El Doce
Lunes 09 de Abril de 2018
Historias-Minimas-Mundiales

T1 - Capítulo 1: Joe Gaetjens, el goleador desaparecido

Gracias a un pasaporte falso, el joven haitiano escribió en Brasil 1950 la página más gloriosa de Estados Unidos en la historia de los Mundiales. Cuando era una celebridad, fue víctima de la dictadura de Papa Doc Duvalier en su país. Nunca más se supo de él.

 

T1 - Capítulo 2: Luis Monti, el fetiche del Duce

Mussolini tenía el objetivo de organizar y ganar el segundo mundial. Y para ello se encapricha con un jugador: el argentino Luis Monti. Estaba por disputar la final de la Copa del Mundo 1930 para Argentina y dos agentes fascistas viajan a convencerlo de jugar para Italia. Si no, caput.

 

T1 - Capítulo 3: Juan Hohberg, matar o morir

Hungría parece tener asegurado el pase a la final del mundial de Suiza 1954. Pero Hohberg, argentino nacionalizado uruguayo, empata el partido. Tras un festejo alocado, al goleador se le para el corazón y parece morir en el campo de juego. Paro cardíaco, pero siguió jugando en “el partido del siglo”.

 

T1 - Capítulo 4: Roja, de vergüenza

Augusto Pinochet lidera el golpe de estado y Chile cambia de amigos en la guerra fría. El destino quiso que Chile y la Unión Soviética jueguen el repechaje por un lugar en el Mundial 74. Un partido con solo un equipo en la cancha y rehenes en las tribunas.

 

T1 - Capítulo 5: Fritz Walter y el barro de la historia

Segunda Guerra Mundial: Fritz Walter es obligado a dejar el fútbol y alistarse a los nazis. Lo capturan los rusos, pero logra escapar. Como prisionero contrae malaria y le deja una secuela: jugar mejor que nadie en los días de lluvia. En la final del Mundial 54, el cielo estaba cubierto de nubes.

 

T1 - Capítulo 6: Matthias Sindelar, el Mozart del fútbol

El wonderteam austríaco de Sindelar lleva el pergamino de ser el fundador del estilo que emula el Barcelona en la actualidad. Cuando Hitler invade Austria, decide que Sindelar y su selección se integren al equipo del Tercer Reich, pero “el Mozart” lo dejará en ridículo ante los ojos del mundo.

 

T1 - Capítulo 7: Las fieras de Saldanha

Tras la rápida eliminación en el Mundial 66, Brasil entra en crisis pese a tener a Pelé. Para frenar las críticas de la prensa, Joao Havelange, presidente de la Confederación Brasileña, designa como nuevo DT a un periodista.

 

T1 - Capítulo 8: Carlos Dittborn, realizador de Utopías

Un hombre recorre el mundo para convencer a los dirigentes de que Chile puede organizar un mundial. Cuando parece que lo logra, se produce el mayor terremoto de la historia y el país queda en escombros. Dittborn y la Copa del Mundo 1962.

 

T1 - Capítulo 9: Generación Dorada, el peor final

La mejor camada de jugadores colombianos se forja a la par de Pablo Escobar Gaviria. Tras una goleada histórica a la Argentina, el Mundial 94 los tiene como favoritos. Los narcos apuestan fortunas. La fatalidad escribirá el destino del capitán Andrés Escobar.

 

T1 - Capítulo 10: Esa convulsionada siesta

Luego del almuerzo, el día de la final de Francia 98, Ronaldo decide acostarse. Minutos después, Roberto Carlos lo encuentra en una extraña posición y con espuma en la boca. Pasó la tarde en un hospital de París. De allí, va directo al estadio y pide jugar.

 

T1 - Capítulo 11: Byron Moreno, el justiciero

En el Mundial Corea-Japón 2002, Italia y Totti sufren al árbitro ecuatoriano Byron Moreno. Cobra siempre a favor de los coreanos. La FIFA lo castiga con una suspensión de por vida. Lejos de las canchas, se convierte en mula de narcotraficantes. La increíble vida del referí, de justiciero a acusado.

 

T1 - Capítulo 12: Colombia 86

Una madrugada de 1974, suena el teléfono del máximo dirigente del fútbol colombiano: le confirman que Colombia será sede del Mundial 86. Pasan años y dirigentes, pero el país caribeño no tenía los recursos. La Copa del Mundo se convierte en un negocio demasiado grande.

 
Mirá los comentarios
Mirá los comentarios