Pasar al contenido principal
El Doce y vos
Tus Historias

Un gesto de corazón: ayudaron a su amiga a lavarse las manos

Antonella tiene grandes compañeras en el jardín de infantes y nunca la dejan sola. En un emocionante video se puede ver cómo se solidarizan hasta en los momentos más simples. Conocé esta hermosa historia.

Por: Leonela Dovo
Jueves 16 de Noviembre de 2017
 Berrotarán-Córdoba-Jardín-de-Infantes-Francisco-Ortíz-de-Ocampo-Compañerismo-Inclusión-Alumnos-Enfermedad-Salud-Patología-Espina-Bífida-Mielomeningocele-Remodelación-Andador-Maestras-Antonella-Nidia-Godoy

Aprendiendo con los chicos. Una hermosa historia tiene de protagonistas a alumnos de tan sólo cuatro años del Jardín de Infantes Francisco Ortíz de Ocampo, en la localidad cordobesa de Berrotarán

Es increíble cómo para los niños nadie es diferente. En un emocionante video, que llegó a través de El Doce y Vos, se puede percibir que la inclusión no es un problema y el sentimiento de solidaridad es uno de los valores humanos que abunda en esa institución educativa. 

 + MIRÁ MÁS: La historia del maestro que ayudó a su alumna a bailar

En las imágenes aparece a un grupo de alumnas ayudando a otra a lavarse las manos. Ella es Antonella, una niña que nació con una patología conocida como mielomeningocele, un defecto del tubo neuronal en el cual los huesos de la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran completamente. Esta afección es un tipo de espina bífida.

 + VIDEO: un simple gesto desde el corazón

Por esta razón, la pequeña se sostiene de un andador porque no puede caminar por sus propios medios. Como aún no marca el paso, lo pecha con sus manos y luego corre sus piernitas. 

 + MIRÁ MÁS: La solidaridad de Felipe con su amigo Augusto

Su mamá, Nidia Godoy, contó en diálogo con El Doce que se lo detectaron en la ecografía 4D cuando estaba transitando los seis meses de embarazo. Sin embargo, ese problema de salud no le impide ser feliz a Antonella, quien está haciendo rehabilitación para poder caminar.

“Los compañeros la ayudan siempre. Es increíble la pureza de esos niños para ayudarla constantemente. Estoy súper agradecida”, dijo emocionada. Además, reveló que en el jardín muchos padres colaboraron para hacer ciertas remodelaciones para que ella pudiera estar cómoda y en iguales condiciones que los demás niños.

Ahora su familia están tratando de conseguir una bicicleta que se maneja con la mano para lograr mayor independencia y seguridad en Antonella, quien quiere hacer ciertas cosas que otros niños pueden realizar por sus propios medios. 

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios