Pasar al contenido principal
PolÍtica
Judiciales

El Testigo E negó que gendarmes detuvieran a Santiago Maldonado

Lucas Pilquiman declaró ante el juez Gustavo Lleval y dio a conocer cómo fueron los últimos minutos en el río Chubut y sobre el momento en que el joven artesano fallecido entró al río.

Por: El Doce
Miércoles 20 de Diciembre de 2017
Santiago-Maldonado-Lucas-Pilquiman-Testigo-E-Río-Chubut-Muerte-Ahogamiento-Cushamen- Gendarmes-Mapuches-Pu-Lof

Pasaron cuatro meses de aquel 1º de agosto, donde en Cushamen se produjo un violento enfrentamiento entre gendarmes y la comunidad mapuche. Ese día, fue visto por última vez Santiago Maldonado, quien fue encontrado muerto ahogado en el río Chubut a mediados de octubre. 

 + MIRÁ MÁS: El Papa Francisco recibió a la familia de Santiago Maldonado

Luego de 141 días, el llamado Testigo E declaró por primera vez ante el juez federal, Gustavo Lleral, y dio detalles de cómo fueron los últimos minutos con el joven artesano. En esta oportunidad se animó a dar su nombre y exculpó a Gendarmería Nacional, a diferencia de lo que había dicho en septiembre frente a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

En ese momento, bajo identidad reservada, aseguró que cuando trató de ayudar al joven artesano a cruzar el río porque no sabía andar, tres gendarmes dispararon, y cuando él huyó, escuchó un escopetazo y vio cómo se llevaban arrastrando a Santiago

 + MIRÁ MÁS: La autopsia de Maldonado: murió de asfixia por inmersión

Sin embargo, en esta declaración oficial, Lucas Naiman Pilquiman, de 19 años, que hasta el martes era conocido como el “Testigo E”, exculpó a Gendarmería. “Sé nadar, pero me hundía porque tenía un buzo y una campera. Me la saqué para no ahogarme y le grité a Santiago: ‘¡Vamos peñi, vamos!’ Me di vuelta y vi que el agua le llega al pecho y me decía: ‘¡No puedo Peñi, no puedo!’”, aseguró.

 + MIRÁ MÁS: Los padres de Santiago: "Nuestra vida ha quedado quebrada"

Según informó el diario La Nación, Pilquiman agregó se dejó llevar por la corriente y llegó al otro lado: “Ahí vi a Santiago agachado escondido entre los sauces. Puede ver gendarmes en la barranca tirando con escopetas de bala 9 milímetros y piedrazos, pero abajo en el agua esta solo Santiago. Ahí ya no lo vi más”.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios