Pasar al contenido principal
Show
Confesiones en el Camarín

Luciano Pereyra confesó sus pecados en El Doce

En medio de la presentación de su nuevo disco, el cantante se emocionó al hablar de su padrino y contó algunos momentos compartidos. También reveló cómo está su corazón en cuestiones del amor y algunas anécdotas con sus fans. No te pierdas esta divertida entrevista.

Por: El Doce
Martes 03 de Octubre de 2017
Luciano Pereyra-Silvia Pérez Ruiz-Horacio Guarany-Confesiones en el Camarín-Telenoche-Disco nuevo-La vida al viento-Cantante-Pecados Capitales

Muy canchero, pero sencillo a la vez. Con una camisa y un pantalón de jeans, Luciano Pereyra llegó a El Doce para charlar un rato en Confesiones en el Camarín con Silvia Pérez Ruiz.

Con tan sólo nueve años se presentó en el programa de Xuxa a cantar “Sólo le pido a Dios” de León Gieco. Diez años después, se lució ante frente al Papa Juan Pablo II en el Vaticano, donde millones de personas lo escuchaban y disfrutaban de su voz. Hoy todo lo que toca es oro y se convirtió en un artista que brilla en cada escenario.

 + MIRÁ MÁS: Juan Leyrado, un actor con estilo

El cantante nacido en Luján se presenta el 21 de octubre en el Orfeo en el marco de su gira por su nuevo disco “La vida al viento”. Un álbum lleno de canciones románticas y de música urbana: “Creo que fue sumarle a mi folklore lo que yo venía haciendo. Sumarle estos géneros que se escuchan constantemente y por qué no fusionarlo con lo que yo traigo de esencia que es el folklore”.

 + MIRÁ MÁS: Mike Amigorena, entre el amor a distancia y la lujuria

A pesar de que el romanticismo es la característica principal de su reciente disco, Luciano Pereyra asegura que en el amor no está tan bien: “Estoy solo, no hay vida en pareja. Hay mucho trabajo con la música. Aún no ha llegado el amor. No es momento”.

Pero el momento más emotivo llegó cuando recordó a su padrino, Horacio Guarany. “La vida al viento” es su primer disco sin la presencia de este artista tan querido en nuestro país.

 + MIRÁ MÁS: El Oficial Gordillo: "¡Qué descaro venir a Córdoba!"

“Es lo que extraño, tenerlo en un momento tan importante como es la salida de un disco. El momento de compartir lo que nos gustaba escuchar”, aseguró. Tenían una relación de padre a hijo y no se olvida lo que hacía cada vez que regresaba de una gira. ¡No te pierdas esa hermosa confesión!

Luciano Pereyra se animó a someterse a los siete pecados capitales. Mirá qué dijo: ¿es más soberbio que lujurioso?

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios