Pasar al contenido principal
Sociedad
EL CRIMEN DE GUALEGUAYCHÚ

Según su amiga, Nahir salía con otras tres personas además de Fernando

Sol Martínez declaró como testigo y contó que fue ella quien golpeó a Pastorizzo. Además, dio detalles de la relación que tenían la víctima y la acusada.

Por: El Doce
Jueves 07 de Junio de 2018
nahir galarza amiga sol martinez

Era el testimonio más esperado de este jueves en el juicio contra Nahir Galarza, la chica de 19 años acusada de matar a Fernando Pastorizzo. Sol Martínez dio detalles de la madrugada del 25 de diciembre, cuatro días antes del crimen, en la que el joven terminó con el ojo hinchado por un golpe. 

Según relató la ex amiga de Nahir (ver "Estaba con una asesina y no me daba cuenta"), fue ella quien le pegó en el ojo izquierdo a quien días después sería asesinado. Según la testigo, antes de la salida nocturna, su compañera de la escuela le había dicho que Fernando la había golpeado. "Estaba lastimada en la entrepierna y tenía moretones en los brazos", aseguró. 

Por eso cuando vio que la pareja discutía en el boliche decidió defenderla. "Nunca más le pegues a una mujer", le dijo tras agredirlo. según Martínez, Pastorizzo se largó a llorar y le contestó: "Nunca le pegué, jamás le pegaría a una mujer porque yo de chico sufrí violencia". La versión de los amigos de Fernando es diferente.

+ MIRÁ MÁS: Juicio a Nahir Galarza: sumaron una foto de Pastorizzo golpeado

Por otra parte, Sol Martínez aseguró que Galarza salía ocasionalmente -en simultáneo- con otros tres hombres además de Fernando: uno joven llamado Joaquín (con quien luego de tener sexo había tenido "un atraso"), otro llamado Rafael y un profesor de la Universidad de Derecho. La pelea en el boliche se habría originado porque él la vio besándose con Rafael.

+ MIRÁ MÁS: El peor miedo de Nahir Galarza ante una posible condena

"Ellos empezaron a verse cuando ella tenía 15 años. Estuvieron tres años, tres años y medio yendo y viniendo", agregó la testigo en cuanto a la relación amorosa que tenían Nahir y Fernando. "No sé si era el novio formal, pero era el único al que llevaba a la casa", sostuvo. 

El testimonio podría ayudar a la presunta asesina, ya que su defensa plantea que no eran novios al momento del crimen. El motivo: la joven está imputada por homicidio agravado por el vínculo, delito por el cual podrían darle prisión perpetua.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios