Pasar al contenido principal
Sociedad
Mendoza

El rugbier que murió atropellado iba a ser papá con otra joven

Quien sería su ex novia lo despidió con un emotivo mensaje donde habla del embarazo. El joven fue arrollado por otra mujer con la que discutió a la salida de un boliche, quien podría ir a prisión perpetua.

Por: El Doce
Lunes 11 de Septiembre de 2017
genaro-fortunato

Genaro Fortunato murió el fin de semana atropellado por Julieta Silva en una disco de Mendoza. Las primeras informaciones indicaban que se trataba de su propia novia, quien le pasó por encima dos veces con el auto.

Sin embargo, ahora se conoció que el rugbier iba a ser padre con otra joven llamada Agostina Quiroga Arana. Ella misma publicó en su muro de Facebook una serie de mensajes despidiéndose de Genaro. "Lo único que te pido es que nunca nos abandones y seas el ángel de tu familia y en especial de tu hija", afirma la publicación. 

Agostina también publicó otros dos mensajes con imágenes de Fortunato. En el primero aparecen juntos tomando mate y charlando. "Mirame siempre así", es el texto que acompaña la foto.

En la otra imagen, se lo ve a Genaro junto a su perro: "Así eras vos. Siempre tan feliz, tan jodón, tan vos... Así quiero que te conozca Fran...un pedacito tuyo quedó acá".

La responsable de la muerte del deportista fue trasladada al penal de San Rafael. La fiscal la imputó por el delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía" y podría recibir una condena a prisión perpetua, lo que en la práctica representa al menos 35 años de cumplimiento efectivo. 

Versiones extraoficiales hablan de que el diagnóstico de Julieta Silva es de "reacción vivencial anormal" y no representaría impedimento alguno para que se la condene.

Según comentó la familia de la víctima, la relación de Fortunato con Silva era muy reciente. De hecho, ningún familiar conocía a Silva. 

"Esto era una cosa nueva. Yo no la conocía. De mi hijo puedo decir que era un gran tipo, no sé si excelente. Trabajaba y estaba siempre intentando cosas nuevas. Y era muy creativo y muy buen jugador de rugby. Nada más", explicó el padre de la víctima, Miguel Ángel Fortunato, en declaraciones al portal de noticias Sitio Andino.

Silva tiene dos hijos pequeños y se había separado del padre de los chicos hace poco más de un año. Además, es propietaria de un local de venta de indumentaria deportiva llamado "Verde Limón", que se ubica en el centro de San Rafael.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios