Pasar al contenido principal
Sociedad
Policiales

Salta: se separaron y un mes después la asesinó en la fiesta de 15 de su hija

La víctima tenía 44 años y recibió múltiples puñaladas. El asesino tenía denuncias previas y fue detenido.

Por: El Doce
Lunes 26 de Marzo de 2018
Asesinato-punaladas-salta.

Una fiesta de 15 terminó en un baño de sangre en la localidad de Cobos, Salta. Ely Sandra Condorí, de 44 años, viajó el sábado desde su casa en General Güemes para celebrar el cumpleaños de su hija en la casa de su ex pareja, Miguel Ajalla.

Condorí y Ajalla se habían separado hacía un mes y la mujer había denunciado al hombre, de 61 años, por maltratos reiterados. Pese a la violencia vivida, habían acordado festejar el cumpleaños de su hija en la vivienda de él, adonde habían convivido varios años.

+ MIRÁ MÁS: Un policía mató a su esposa en Despeñaderos y se suicidó

Todo transcurrió con relativa normalidad hasta la una de la mañana. Por el frío, la mujer fue a buscar una campera a una habitación. Sin darle tiempo para reaccionar, Ajalla la atacó con un cuchillo y le dio varias puñaladas.

La víctima rogó ayuda a los gritos y el silencio inundó la fiesta de 15. Varios de los presentes se acercaron a la habitación y vieron a Ely muerta en el piso. 

Premeditado

Una de las seis hijas de la víctima aseguró a los medios que su padrastro tenía todo planeado. "Yo creo que lo tenía planificado todo, porque insistió en hacer el cumpleaños de mi hermana en su casa, con eso hizo volver a mi mamá a este lugar. Mi mamá hace un mes y medio se fue a vivir conmigo a Güemes, porque tenía muchos problemas con mi padrastro", relató la joven de 29 años, que estuvo en la fiesta.

+ MIRÁ MÁS: Una discusión de pareja terminó con los dos muertos

Además, afirmó que a las 21 de la noche del sábado Ajalla estaba "muy cargoso  y alcoholizado" y resaltó que pidió que llamen a la Policía "para evitar escándalos" pero no le hicieron caso. "Estabamos con mi mamá cuando se levantó para ir a la pieza a ponerse una campera porque estaba fresco, y no regresó. Después escuchamos que nos llamaban a los gritos y fuimos a ver, todo fue desgarrador, mi mamá tirada en el suelo, estuvo así hasta que la policía de Salta llegó a las 5 de la madrugada", reconstruyó quebrada ante los medios locales.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios