Pasar al contenido principal

Estaba en el auto con sus hijos cuando vio que las llamas ganaron protagonismo en una lomitería. Sin dudarlo, ayudó a sofocar el fuego a pesar de que estaba de franco. Conocé la emotiva historia.

Ocurrió en avenida Fuerza Aérea. Una mujer perdió el control de su vehículo y terminó adentro de un local deshabitado. Afortunadamente no sufrió heridas.

Ese es el ruego de los automovilistas que circulan por la avenida Fuerza Aérea. Dicen que cambiaron la sincronización de los semáforos y generaron un caos.

Ya no hay negocio que no haya sido asaltado. Y los arrebatos colmaron la paciencia de los vecinos.