Pasar al contenido principal

El proyecto de ordenanza que prohíbe la exhibición del azúcar en las mesas de los bares de Córdoba causó gran revuelo en distintos sectores. El tema se mezcló en la política en donde curiosamente los detractores son médicos. Desde la industria azucarera tucumana, los productores manifestaron su preocupación por lo que consideran será una baja en las ventas.

Panamá endureció las condiciones para el ingreso de inmigrantes y surgió la polémica.

Después de 8 años, el "Fútbol para todos" terminó y ahora los bares preparan la cerveza y la picada para recibir a los hinchas que disfrutarán de la TV paga. Recorrimos algunos bares clásicos para conocer la opinión de los negocios.

Al Concejo Deliberante ingresó un proyecto para que los locales gastronómicos que permiten el ingreso con mascotas exhiban un cartel con la indicación correspondiente y cuenten con un sector designado. Abelardo Losano, concejal de Juntos por Córdoba, explicó que la propuesta para los locales será optativa.

Al igual que pasó con la sal, el Concejo Deliberante proyecta sacar el azúcar de las mesas de los negocios de comida. Al igual que los empleados, los clientes recibieron con agrado la medida al reconocer que favorece la buena salud. La presión de la industria del azúcar es muy fuerte y se espera que suceda lo mismo que con el cigarrillo, reconocido causante de cáncer que sigue su normal comercialización. La diabetes y la obesidad, provocados en buena medida por el azúcar, causa más muertes que el sida y el cáncer.

El proyecto pide limitar el uso como pasó con la sal. Habrá que pedirla en el lugar.

Los dueños de los locales estallaron cuando vieron los montos desmedidos en las boletas de luz. 

En el lugar se registraron corridas y algunos heridos. Las versiones indican que una persona sacó un arma en el Teatro Holiday y una estampida de gente invadió el centro del lugar. Las personas que estaban comiendo en las veredas se contagió de la confusión de la gente e imitaron las corridas, escapando de un terror que no podían constatar. Los presuntos disparos fueron desmentidos por la policía ni tampoco se constatan heridos de bala. El episodio habría ocurrido por la gresca entre dos familias y quedaron totalmente descartados los rumores de intento de robo.