Pasar al contenido principal

Familiares y amigos marchan hasta Tribunales II para pedir justicia para David Moreno, el niño de 13 años que en 2001 fue asesinado por un policía. El reclamo es para que encarcelen a los cómplices y cadena perpetúa para quien accionó el arma que terminó con la vida del menor.

Organizaciones sociales se dieron cita en Tribunales para reclamar por las demoras en los casos por gatillo fácil. Cerca de ahí, los municipales protestan en el interior del edificio 6 de julio por la publicación de datos personales. La zona de la Plaza España está bloqueada por una marcha de municipales y la General Paz también se encuentra inhabilitada por una reclamo de vivienda de parte del Polo Obrero.

Todas las semanas, el Dr. Carlos Hairabedián nos relata casos jurídicos que se destacan por sus características inéditas, sorprendentes, ejemplares o lamentables del mundo de la justicia. En esta ocasión, el abogado nos relata un tema vinculado al robo al padre Oberlín y que dejó a un ladrón muerto.

Familiares y amigos despidieron al chico asesinado por un policía. Apartaron al jefe de la Departamental.

Denunciaron gatillo fácil y exigieron justicia. ElDoce.tv accedió a la versión de uno de los policías del operativo.

Franco Amaya recibió al menos un balazo en un control policial. Un primo y un amigo lo levantaron para llevarlo de urgencia al hospital. La familia denuncia gatillo fácil.

Franco Amaya tenía 18 años. En un confuso episodio, fue baleado y murió a los pocos instantes. El agente también fue imputado por homicidio.

La Cámara 8º resolvió la pena máxima por la muerte del chico de 18 años en Los Cortaderos.