Pasar al contenido principal

Mientras una mujer estaba rezando por la salud de un familiar, la imagen de la Virgen de Lourdes apareció en una de las salas de internación. La manifestación sorprendió a la Ana María Suárez que presenció el momento en que, pincelada a pincelada, la estampa comenzó a dibujarse en la pared. En un principio, la mujer pensó que se estaba volviendo loca pero la contención que le brindó un cura le ayudó a comprender la situación.

La historia y las imágenes comenzaron a compartirse y se multiplicaron en Facebook. Sucedió el domingo pasado. Mirá las fotos.