Pasar al contenido principal

El detenido negó ayer ser el depravado que atacó a seis mujeres en La Calera y Córdoba.

La justicia ordenó detener a los dueños de Cerro Motos y a seis funcionarios de la Aduana. 

Es por una novela que costó 36 millones de pesos y nunca salió al aire.

Se trata del dueño de la quinta donde se realizó el encuentro y de tres hombres ligados a la noche. Ya tenían advertencias sobre la ilegalidad de la fiesta.