Pasar al contenido principal

Desde la Casa Blanca planifican nuevas medidas de control con el fin de averiguar los antecedentes de las personas que provienen de los siete países afectados por el veto migratorio.

El presidente norteamericano dio marcha atrás con los cambios impulsados por Obama para flexibilizar el ingreso a su país. Otros beneficios también corren riesgo.

Sally Yates ordenó no defender la medida que prohibió el ingreso de inmigrantes de siete países musulmanes a Estados Unidos, por “ilegal”.

El diputado salteño Alfredo Olmedo opinó que la medida ayudaría a controlar la frontera.

La Justicia paralizó la prohibición de ingresar a inmigrantes musulmanes al país. En tanto, Merkel criticó las medidas migratorias del presidente estadounidense.

En su primera entrevista, el presidente conversó con un periodista de la cadena de noticias ABC.

Será la nueva encargada de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras de Estados Unidos.

El Gobierno confirmó que reforzará la entrada de personas extranjeras de México, Colombia y Perú.

SEGUI LEYENDO