Pasar al contenido principal

Las siete personas estaban pescando. En el grupo había tres niños. Ocurrió en el río Colorado.

El desborde del río Sena mantiene en alerta a todos los ciudadanos. En tanto, el desierto de Tabuk quedó cubierto de nieve.

Cayeron  más de 80 milímetros. Hay viviendas anegadas, caminos cortados e importantes daños materiales.

Las autoridades declararon el estado de emergencia. En un día cayeron 400 milímetros que equivale a todo lo que se registra en un año.

Diluvió y cayó granizo en varias zonas tras una máxima de más de 35 grados. Sigue vigente el alerta meteorológico y advierten por crecidas en los ríos.

El agua no da tregua desde hace tres años. Un equipo de Telenoche recorrió la zona: el panorama es desolador.

El presidente de la Sociedad Rural calificó la situación como “una catástrofe productiva".

Con vientos de 300 kilómetros por hora, el fenómeno destruyó islas casi por completo.