Pasar al contenido principal

Autor


La pregunta empieza a repetirse por estas horas y normalmente va seguida con la afirmación: “No sé qué regalarle”. Luego viene un catálogo de pretextos diversos, encabezados por el “no me alcanza para regalarle lo que me gustaría”, pasando por el “son tantos años que se me acaba la creatividad” o “no logro coordinar con mis hermanos”.

Pepe es un amigo de hace tiempo. De esos que sufren cuando no encuentran justas las cosas. Me llamó ayer porque había escuchado el comentario sobre el chico de la esquina al que nunca le había preguntado el nombre. Me dijo que a él le había pasado algo parecido y que me lo quería contar.

Hace tres años que gobierna, señor presidente, y si se hubiera puesto desde el minuto uno con el lápiz, quizás buena parte del trabajo estaría hecho y podría evitarse esto que hacen todos, usted lamentablemente también: cazar en el zoológico.

Como casi todos los días pasé por el semáforo de costumbre, donde vende el muchacho de costumbre. Le calculo unos veinticinco años. Le compro bastante a menudo. Los productos que vende me sirven, son baratos y de buena calidad y además me parece simpático. Veo en ese muchacho alguien que tiene muchas ganas de dejar las esquinas pero que acepta su realidad como parte de su historia.

La derrota del kirchnerismo sobrevino porque la sociedad se hartó de que la maltrataran verbalmente. Que la presidenta abusara del poder y nos sometiera casi todos los días a homilías autoritarias por cadena nacional, en las que nos daba lecciones de sensibilidad social a los gritos y amenazaba a todos el que pensara distinto con la llegada de las siete plagas. Ese verticalismo convirtió a Macri en presidente de la Nación.

Casi todas las encuestas en estos años, señalaron a la corrupción como uno de los problemas medulares del país. Sin embargo, la misma gente que pide que se combata a la corrupción no termina de aceptar como líder a la dirigente que más ha hecho para combatirla.

En Suecia se recicla el 99% de la basura. La gente separa en sus casas plásticos por un lado, pilas, baterías y lamparitas por otro, latas y orgánicos. Cada uno en una bolsa de color que los lectores ópticos de las plantas de tratamiento distribuyen luego. Con estos elementos se produce biogás, electricidad, fertilizante para suelos y hasta material para construcción.

Los perros y los gatos te quieren y no te piden más que un poco de comida y agua. No especulan con el amor, te lo entregan todo, tal como lo sienten. Y si no es amor lo que dan, eso que sentimos al recibirlo es tan fuerte que ya no importa el nombre que le demos.

Voy a pasar un chivo. Un chivo de una reciente y pequeña empresa de un amigo muy trabajador e ingenioso.

Eugenia escribió la historia de Carlos y la publicó en su Facebook. A partir de allí tomó vuelo y se convirtió en la noticia más vista y leída en cualquier medio que la publicara.

Creo que el Gobierno ha hecho mérito suficiente para merecer el paro de hoy. Anticipo que eso no significa atribuir virtud alguna a los convocantes, sino remarcar que las autoridades nacionales estuvieron dos años y medio haciendo la plancha, creyendo que las cosas se solucionaban solas.

Está abierta entre los que les gusta y los que no les gusta el fútbol. Después de la derrota de Boca ante River, el futbolero se acuesta pensando en lo duro que será el trabajo del día siguiente y en lo espantoso que resulta tener al lado una persona incapaz de conmoverse por un dos a cero en contra.

Hoy los kirchneristas no quieren que actúe Casero, los macristas no quieren que actúe Echarri o Dady Brieva. Inocencia o estupidez, o las dos cosas, no nos damos cuenta que durante la dictadura no hubiese actuado ninguno.

En mi caso montaba toda una estrategia que empezaba una semana antes, averiguando a dónde iba a pasar el día la chica que me gustaba. Recuerdo el 21 de septiembre del 83. Estábamos eufóricos, a un mes de que volvieran las elecciones y la democracia y los chicos que sabíamos algo y hablábamos mucho de política por fin teníamos predicamento entre las chicas.

Todos los sociólogos políticos y encuestadores coinciden en que la muerte de Carlos Menem Jr. fue clave en la reelección de su padre y que el fallecimiento de Néstor Kirchner determinó la victoria de Cristina Fernández en las elecciones siguientes. La veneración y el culto por los muertos forman parte de una cultura ancestral que ha llegado con fuerza hasta nuestros días.

Páginas

SEGUI LEYENDO