Pasar al contenido principal

Autor


Ayer la noté aburrida a mi tía Elda. Ni cansada ni insatisfecha ni desilusionada. Aburrida. Como si las cosas se repitieran tanto que la rutina volviera insoportable el paso de las horas.

Es imposible desarrollar un país basado en mentiras o promesas falsas. Aquí, un repaso breve pero demostrativo.

Ayer, a propósito de cierta canción que nos activó los recuerdos, me acordaba de lo bien que la pasaba en casa de mi abuela Porota cuando me enseñaba a hacer su solitario o en la de mi abuela Negra con los cartones y bolillas de lotería que yo después usaba para hacer carreras de fórmula uno.

Y sí, a muchos nos queda la depresión post parto, digo, post mundial, y es buen momento para pensar en por qué tantos argentinos no encontramos eventos que nos generen el mismo entusiasmo. No es lo único en lo que tenemos que pensar.

No nos damos cuenta que los argentinos nunca estuvimos hechos para la soberbia. Lo nuestro es ir de punto, lo nuestro es empezar sin nada. Ahí aflora la verdadera argentinidad.

¿Con qué equipo cuenta Argentina para sacar el país adelante?

Ser agradecidos mejora nuestra calidad de vida. Porque vivimos en comunidad y necesitamos de los otros. Y agradecer es una forma de valorar a los demás, de sentir y hacerles sentir que sin ellos nuestra vida sería menos agradable o peor aún de lo que es.

¿Los argentinos somos personas a las que nos gusta planificar?, ¿Nos sentamos en diciembre en la mesa familiar, charlamos sobre lo que nos pasó ese año, lo que hicimos bien y mal, lo que podemos corregir, y proyectamos lo que vamos a hacer el año próximo para mejorar la armonía familiar, los ingresos, las horas de placer y diversión? ¿O simplemente vivimos el día a día, a lo que vaya saliendo?

Conceptualmente, Francia fue mucho más que Argentina. Acá, un análisis sobre los rendimientos en nuestra selección y lo que nos queda para el futuro.

Tras los festejos por clasificar a octavos de final, llegó el momento del análisis: el papel de los históricos, el juego, el rol de Messi y más.

“En el largo plazo estamos todos muertos”. “Yo no planifico nada, me dejo llevar, planificar es de oficinistas”. Las frases se parecen demasiado. Genética nacional esto de que a las cosas hay que consumirlas aquí y ahora porque quién sabe lo que ocurrirá mañana. “Más vale pájaro en mano que cien volando”.

Somos cuatro y vamos a San Petersburgo. Un viaje que no nos entusiasma tanto después de Croacia. Estamos preocupados porque sacamos literas de tercera clase y no sabemos de qué podría tratarse.

Tras la terrible y humillante derrota en el segundo encuentro por el grupo D, la Selección quedó al borde de la eliminación y a la espera del duelo Nigeria-Islandia.

El empate de la Selección en el debut del Mundial de Rusia dejó más tela para cortar que sólo lo relacionado a los 90 minutos de fútbol.

Mail de miércoles de tía Elda (que evidentemente ha resuelto no hablar).

Páginas

SEGUI LEYENDO