Pasar al contenido principal
Lunes 28 de Diciembre de 2020

Los simples futboleros del Cuarteto de Oro

Recordamos la historia detrás de los vinilos que publicó el conjunto de Coquito Ramaló con La Mona Jiménez para Talleres, Belgrano e Instituto.

A fines de los 70, el Cuarteto de Oro sacó una serie vinilos para homenajear a los clubes de Córdoba. Ideados por su líder Coquito Ramaló, el músico Ricardo Verón y con la voz de su popular cantante Juan Carlos Jiménez Rufino, tenían un formato comercial de "simples", es decir, con una canción por lado.

+ MIRÁ MÁS: Expendiente cuarteto: el Teatro Comedia, el gusto que Gary pudo darse en vida.

Cada disco, editado por Philips, fue lanzado por el grupo a partir de distintos acontecimientos futbolísticos de importancia para cada club. Si bien los simples no tienen un nombre oficial que los identifique, se los conoce como "Marchas para..." y el nombre de cada institución. Los dos primeros, dedicados a Talleres y para Instituto, salieron a la luz en plena dictadura militar (1978 y 1979, respectivamente). 

+ VIDEO: Los simples futboleros del Cuarteto de Oro:

Estos discos no están contabilizados dentro de la discografía de La Mona Jiménez, ya que solo fueron tenidos en cuenta los long play (LP), es decir, los de larga duración, y no los simples (SP).

Marchas para Talleres

Fue publicado en 1978, para alentar al club de Barrio Jardín en la final del Torneo Nacional, que finalmente perdió frente a Independiente. En el lado A, incluye la canción "Soy de la T" , en la que Jiménez menciona a las glorias del club en esa camada, entre ellos a la Rana Valencia, el Hachita Ludueña y Reinaldi. "Tenemos fe y esperanza de salir campeones en este Nacional", repite.

En el lado B del vinilo estaba "Venimos a ganar" que hace hincapié en lo que implica para un club del interior disputar semejante partido: "Somos de Córdoba, aquí venimos dispuestos a ganar", "Toda la docta se une a Talleres, para alentar a este equipo hasta el final".

Marchas para Instituto

Salió en 1979, año en el que el club volvió a los primeros planos del fútbol argentino, con un gran arranque en el Torneo Nacional (Terminó primero de su grupo, aunque finalmente quedó eliminado en cuartos de final en manos de Atlético de Tucumán). "Dale, Gloria, dale", es la primer canción, que le daba nombre al disco. "En Alta Córdoba, está Instituto, que se prepara, para jugar, el Nacional del 79 y no me vayas a defraudar...", suena, en la voz de Carlitos Jiménez. 

El lado B estaba compuesto por la canción "Donde nacen los campeones".  En esos años, el club de Alta Córdoba se destacó por una gran camada de jugadores, entre ellos el campeón del mundo Mario Alberto Kempes.

Un disco especial para el conjunto, ya que su creador, Coquito Ramaló, era un reconocido hincha glorioso. 

Los piratas de Belgrano

Cuando Carlos Jiménez grabó este simple, ya no formaba parte del Cuarteto de Oro, por lo que significó su primera grabación como solista. Se editó en 1984: "El viejo y glorioso Belgrano" (Que en su comienzo, recuerda al clásico "Vuelvo a vivir, vuelvo a cantar") y "Los piratas de Belgrano"

Ese año, Belgrano volvió a los torneos nacionales cosechando una muy buena campaña. Cayó en cuartos de final con river. 

El simple para Racing que no fue

En la final del Subcampeonato del Nacional 80, el equipo de Racing de Nueva Italia, se encontraría una vez más con Rosario Central. En el partido de ida disputado el miércoles 17 de diciembre, caería como visitante por 5 a 1. En el partido de vuelta, del domingo 21 en el Chateau (Córdoba) se despediría con una victoria por 2 a 0 que no alcanzaría para el campeonato. Según cuenta el fanático coleccionista de La Mona Jiménez Flavio Parmentier, el mismo cuartetero le contó que esto ocasionó la cancelación del lanzamiento de un simple grabado con 2 canciones en su honor, el cual tenía fecha de lanzamiento al día siguiente.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios