Pasar al contenido principal
Domingo 24 de Mayo de 2020

Diez frases del Potro Rodrigo que vale la pena recordar

En el día en que cumpliría 47 años, las palabras del ídolo cordobés que hoy, a 20 años de su partida, suenan distinas.

Rodrigo Bueno fue un personaje muy querido pero también muy polémico. Con un talento y carisma únicos para dominar la palabra, en sus últimos años fue la figura más buscada en todos los programas de tv nacionales. Con motivo del aniversario de su nacimiento, acá les dejamos una selección de momentos memorables del Potro cordobés

+ MIRÁ MÁS: Ulises Bueno y una reflexión sobre la amistad, con palabras de Rodrigo.

- "Esto no lo hago por Rodrigo, lo hago por el cuarteto. Yo quería tener un lugarcito en esta música folklórica de Córdoba que es el cuarteto. Dios me pagó el sueldo más grande de mi vida, hoy soy el exponente más grande que tiene el cuarteto, y eso no se paga con nada"

- "Creo que las cosas te tienen que pasar así, a temprana edad porque después por mas que tengas una vocación o quieras ejercer algo creo que cuesta mas, la caradurez y todo ese tipo de cosas no me lo hicieron pasar tan mal como, si a lo mejor pienso, hubiera empezado cinco años después".

- "Me sorprende que un país entero cante 'soy cordobés', que todo el mundo se haya brindado y se haya prestado para compartir mi provincia, degustarla y disfrutarla".

La frase la dijo en el programa de Susana Giménez en el año 2000. El cantante ya había hecho los trece Luna Parks y Buenos Aires todavía no lograba comprender el éxito arrollador del huracán musical que era Rodrigo. 

- "El que se pasa, se vuelve"

Es la última nota que dio para la televisión antes de morir. Lo hizo en La Plata en la previa de su último show en City Bell. Rodrigo hablaba sobre el anuncio de su retiro, y contó que lo dijo para cortar la polémica: "Estaba cortando con todo eso para evitar todas las pelotudeces que se estaban hablando".  

- "Yo soy un devoto, una persona que necesita de La Mona Jiménez para sobrevivir".

No se cansaba de expresar su admiración por quien fue su ídolo desde chico. Cuando tenía tan solo dos años subió al escenario con él en el programa "Fiesta de cuartetos" gracias a su mamá, Beatriz Olave, que era amiga de Carlitos.

"El día que me necesiten van a poner un compact, ahí estaré. En realidad, pase lo que pase, mi música y yo siempre estaremos".

Rodrigo habló varias veces de su muerte y eso parecía no preocuparle.

- "Yo necesitaba de esos medios, esta música era música de negros, se escuchaba a puertas cerradas un 24 o un 31 de diciembre".

Entrevistado por Luis Majul en La Cornisa, el cuartetero reflexionó sobre el consumo de la música popular en los estratos sociales más altos. Asumió que fue "exprimido" por los programas de televisión, pero que él usó esta exposición mediática para difundir el ritmo.

- "No se enfrenta a la gente así. La Mona Jiménez es lo más grande que hay (...). Los tres Charlys más grandes que hay: Charly García, Charly Jiménez y Charly Gardel"

En marzo del año 2000, el Potro Rodrigo se juntó en un programa de televisión con su ídolo de toda la vida, La Mona Jiménez. Cara a cara, se refirió al enfrentamiento entre ambos que se intentaron instalar en algunos medios y lo comparó con otros dos grandes de la cultura nacional.

- "¿Qué me preguntaría yo? Rodrigo, ¿qué tenés en la cabeza? Nada, pero es lindo".

Su sentido del humor era una característica principal de su personalidad. Él se definía como "un loco", y bromeaba sobre eso.

- "Una forma de morir, es arriba del escenario. Me gustaría morirme dentro del trabajo".

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios