Pasar al contenido principal
Jueves 11 de Febrero de 2021

El Cheto, el empresario que se convirtió en cuartetero

El cantante nos mostró su lujosa casa y respondió a quienes lo llaman "el Ricardo Fort del cuarteto".

Maximiliano Caliva es empresario de la construcción y, antes de la pandemia, dividía su tiempo entre Córdoba y Buenos Aires. Durante la cuarentena, se animó a cumplir un sueño que tenía postergado desde hacía mucho tiempo: lanzarse como cantante en el mundo del cuarteto. 

+ VIDEO: El Cheto nos muestra su casa y responde a las críticas:

Se hace llamar El Cheto, un apodo que surgió dentro de su propia banda con un modismo bien de acá: "Hacemos este tema de una, de pecho, de cheto", le decía uno de sus músicos, y al momento de ponerle un nombre al grupo les cayó a todos simpático: "Sabíamos que iba a generar un poco de contradicción en el ambiente del cuarteto. Antes o vos eras cuartetero o eras cheto, pero estamos en el Siglo XXI, ni cuartetero ni cheto. Hoy los chetos escuchan cuarteto y los cuarteteros escuchan música de boliche y está todo bien", explica a Cuarteteando. 

Desde sus primeros meses de carrera, que surgió a mediados del 2020, fue bastante resistido por el público. Un poco por su forma de cantar y otro poco por su irrupción así tan de golpe en los medios de comunicación, pero eso a él lo tiene sin cuidado. 

+ MIRÁ MÁS: El Cheto: "Sé que tengo la fuerza y el espíritu para lograrlo".

Algunos, hasta lo llamaron "el Ricardo Fort del cuarteto", por utilizar su dinero en lanzar su carrera a lo grande. "No me molesta. Hay dos cosas que a todo el mundo le gustaría tener en la vida: salud y plata. Entonces si alguien piensa que me puedo llegar a ofender porque me digan que tengo plata...", explica relajado, aunque dice que no lo entiende desde ese punto de vista sino más bien como una "picardía de cordobés". 

"Son comparaciones muy diferentes, no soy ni como él era ni tengo la plata que él tenía", bromea. 

Maxi vive solo en una lujosa e inmensa casa de uno de los barrios cerrados más emblemáticos de Córdoba. Sin embargo, afirma que no le pesa la soledad y tiene la líbido puesta en otro lado: "Estoy solo pero muy bien. Hacía años que no me sentía enamorado porque estaba centrado en el trabajo y uno pierde el sentimiento. En este momento estoy totalmente enamorado, pero del cuarteto, el único que me pone la piel de gallina".

Este fin de semana estará tocando por primera vez en la Plaza de la Música, un escenario de los grandes al que muchos quieren llegar pero al que no le tiene miedo: "Mi primer sueño era sacar mi disco y ya lo cumplí. Ahora voy por tocar en la Plaza y es muy emocionante". 

Cuándo verlo

Sábado 13 de febrero en La Plaza de la Música presenta su disco "Galáctico". Entradas a la venta en Disquería Edén, a $300. 

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios