Pasar al contenido principal
Show
CONFESIONES EN EL CAMARÍN

Betiana Blum sobre la igualdad de género: "Ahora hay más conciencia"

La artista lleva 50 años en la actuación. Fue parte de joyitas del cine nacional como “Esperando la carroza” y de novelas como “Rosa de lejos”. Hoy, disfruta de llevar a escena en Córdoba “La pipa de la paz” junto a Gastón Ricaud. En su paso por la ciudad, habló con El Doce sobre el rol de la mujer hoy y ayer, del paso del tiempo y de la fe, entre otros temas. No te la pierdas.

Por: Silvia Pérez
Sábado 17 de Febrero de 2018
betiana blum cordoba la pipa de la paz

“En Córdoba vivía mi hermano y acá tengo mis dos sobrinos, me encanta Córdoba, es muy especial para mí”, comienza diciendo Betiana Blum antes que se prenda la cámara para Confesiones en el Camarín. Sencilla, siempre sonriente, la actriz de 78 años estrenó junto a Gastón Ricaud “La pipa de la paz”, obra que se presenta en el Salón de actos de la UNC. 

+ MIRÁ MÁS: Las confesiones de Ricardo Darín: la política, sus proyectos y Córdoba

Ella acá es Felisa, una mujer en crisis, su marido murió, está peleada con sus dos hijas porque piensa que quieren internarla en un geriátrico, y su hijo varón vive en Estados Unidos. Ese personaje lo interpreta Ricaud, quien trabaja como diplomático de la ONU en Nueva York y viaja especialmente a su país a pedido de su madre. Los conflictos, los miedos, los vínculos de familia están presentes en una historia que pasa por todos los climas. Como las mismísimas máscaras del teatro, la tragedia y la comedia se enlazan junto al oficio y talento de los actores. 

“Cuando hablo de mi relación con el teatro, pienso en Mirtha Legrand que dice 'yo, les he dado mi vida' (risas). Y sí, el lugar en el que más he estado en mi vida es en el teatro y lo que intento con la gente que estudia conmigo es pasar la llama del teatro”, expresa la actriz y maestra de actores a la hora de pensar en voz alta sobre este oficio y pasión. “El teatro es risa, reflexión, tiene esa capacidad de trascender, de comunicar, de contagiar emociones y de evolucionar”, agrega. 

+ MIRÁ MÁS: Pablo Echarri se confesó: "Soy un hombre lujurioso"

Confiesa que no le gusta mirar al pasado y no ve las películas en las cuales participó, pero sí es muy agradecida de cada uno de los proyectos en donde estuvo y de los directores que pensaron en ella. En relación a “Esperando la carroza”, opina que sigue vigente porque al igual que “La pipa de la paz” tiene la capacidad de "mirar al ser humano, ver su pequeñez y reírse de eso". 

Del rol de la mujer hoy y ayer, del paso del tiempo, de la fe entre otros temas, habló en esta entrevista:

Y acá, el “lado B” de Betiana Blum en los clásicos Pecados Capitales de Confesiones en el Camarín. 

La pipa de la paz.  Sábado 17 y domingo 18 de febrero. Viernes 23, sábado 24 y domingo 25 de febrero. A las 21.30. Salón de actos de la UNC. Anticipadas en www.edenentradas.com y Patio Olmos.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios