Pasar al contenido principal
Show
MÚSICA

Wilkins nos abrió las puertas de su castillo

El músico muestra su casa de Tanti por primera vez a El Doce, ese lugar que hizo que nunca perdiera el contacto con Córdoba. Sus recuerdos, sus anécdotas y las ganas de seguir haciendo canciones.

Por: Silvia Pérez Ruiz
Martes 12 de Febrero de 2019
castillo wilkins tanti cordoba sopa caracol

Cuando uno llega a Tanti y pregunta por “el castillo de Wilkins” todo el pueblo es capaz de dar indicaciones precisas y uno llega sin necesidad de GPS. Cuando se abren las puertas del lugar, una enorme arbolada te da la bienvenida y atrás de una piedra con una espada clavada (la leyenda del Rey Arturo recreado por el propio Wilkins te saca una sonrisa) aparece Patricia, su esposa, y luego el músico boricua que se enamoró de esta cordobesa y de los cordobeses. 

+ MIRÁ MÁS: Wilkins: “La Mona me enseñó lo que es el cuarteto”

Hace 21 años compró este castillo construido entre 1900 y 1926 y hecho íntegramente de piedra. Tiene cinco dormitorios, un living con chimenea y piano y una sala que el cantante decoró con todos sus recuerdos. Fotografías con Mercedes Sosa, Ernesto Sábato, Charly García, la Mona, el Lagarto Guizzardi, Daniel Scioli (cuando era una estrella del deporte naútico) y Diego Maradona, entre otros, van apareciendo enmarcados en portarretratos. Al costado del salón, en un baúl, sus vinos. “Gualicho” es su marca bajo la cual elabora 14 líneas de vinos y champagnes.

A Wilkins se lo ve físicamente muy distinto a la imagen que todos grabamos en nuestra retina de los noventa: ese caribeño morocho, de pelo largo, de pantalones ajustados y movimiento de cadera bailando el hit “Sopa de Caracol” luce hoy con pelo corto y canoso aunque mantiene el físico delgado de siempre. “Ahora estoy mejor que antes”, expresa con una sonrisa.

“Las musas me tienen como loco, escribo casi todos los días y espero que en abril esté listo mi nuevo disco”. “Hermético” es el video que nos muestra en exclusiva donde se lo ve con un estilo James Bond y explora otros ritmos pero con su voz intacta.

+ El video del tema "Hermético":

Este trabajo será un gran regreso para él, después de un paréntesis obligado en su carrera. En 2011 una bacteria entró por sus venas y se alojó en las vértebras cervicales, se encapsuló y perdió tres de ellas (2 cervicales y 1 toráxica). “Tenía mi columna prácticamente en el aire. Me operaron, tuve que tener mucha paciencia para que mis huesos volvieran a crecer, durante meses dormí sentado”, explica con detalles.

+ MIRÁ MÁS: Es de Urca y conquistó en Londres a Marcelo Tinelli y a Guillermina Valdés

Su presente es muy distinto: alegre y en “etapa creativa”. Wilkins y Patricia hacen gala de su espíritu anfitrión y en la cocina nos espera una merienda. Sobre la mesa de la cocina: uvas, tuna cortada en dados, arándanos, queso y… ¡champagne! (nada de café con leche en esta casa, castillo, mejor dicho) sumergido en una balde de plata que termina en picos, como imitando una corona de rey.

Cuando llegó la tarta de coco con dulce de leche llegaron más noticias hasta ahora poco conocidas por los invitados: que en su pueblo natal, Mayagüez (Puerto Rico), tiene su propia estatua y que ya tiene escrita su biografía. En breve, toda la historia de este “rock-mántico” (como gusta autodefinirse) se podrá llevar a la mesita de luz. Para las Margaritas o las cocineras de Sopa de caracol o para quien guste redescubrir un puertorriqueño que quizás en otra vida fue cordobés.

+ La nota completa con Wilkins en Noticiero Doce: 

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios