Un empresario contrató un sicario para matar a su socio: lo salvaron un día antes de su ejecución

El empresario acusado fue detenido este jueves en una casona de Rosario. (Foto: La Capital)
El empresario acusado fue detenido este jueves en una casona de Rosario. (Foto: La Capital)

Una “discusión sobre un asunto” parece haber sido el punto de quiebre en la relación empresarial entre dos socios rosarinos: uno de los empresarios fue detenido acusado de contratar a un sicario para asesinar a su compañero. Las escuchas telefónicas hicieron que la Policía ubicara a la víctima un día antes de su ejecución.

Lucas F., de 36 años, fue detenido por la policía luego de un procedimiento en una casona del barrio La Florida de la ciudad de Rosario, tras una orden librada por la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos del MPA. El hombre se dedica a la venta de complementos de nutrición que se suelen comercializar en gimnasios, según publicó La Capital.

+ MIRÁ MÁS: Caso Blas Correas: el excomisario Cumplido reconoció que “hubo encubrimiento”

El operativo fue el último eslabón de una investigación que comenzó hace unos días y que incluyó escuchas telefónicas ordenadas desde el Ministerio Público de la Acusación. La información recabada fue clave para dar con el socio del detenido el domingo pasado, un día antes del atentado.

El plan criminal tenía fecha y hora: lunes 10 de mayo a las 10 de la mañana. El dato surgió en las escuchas telefónicas a una persona que está detenida en una cárcel cercana a Rosario y que, a pesar de estar tras las rejas, se dedicaba a la organización de hechos de violencia, publicó el medio.

+ MIRÁ MÁS: “Cerrado, nos robaron todo. Disculpas”: el drama de dos hermanos y su taller de bicicletas

Cuando el socio del detenido fue encontrado por los investigadores, la Justicia le asignó una custodia policial permanente. El hombre que iba a ser ejecutado quedó shockeado al recibir la noticia de que su socio le había puesto precio a su cabeza. Sólo atinó a decir que había tenido “una discusión sobre un asunto”, pero se mostró devastado porque le resultaba imposible imaginar algo así.

Los efectivos de la Agencia de Investigación Criminal secuestraron pastillas que serían de éxtasis y una libreta donde tenía anotado el nombre y el teléfono de un alto jefe policial. Con relación a los comprimidos, el dueño de casa negó que se tratara de drogas sino que eran de anabólicos esteroides. Lucas F. será imputado de tentativa de homicidio agravado por promesa de remuneración económica.

Los comentarios publicados en ElDoce podrán ser reproducidos parcial o totalmente en la pantalla de ElDoce, como así también las imágenes de los autores.