Pasar al contenido principal

La víctima viajaba en su auto y fue interceptado por cuatro delincuentes en la zona oeste del Gran Buenos Airees.

Otras ocho personas resultaron heridas tras la descarga sobre una carpa. Las víctimas fatales estaban durmiendo.

El delincuente quedó atascado cuando intentaba entrar al restaurante para robar. Terminó detenido e internado.

Los vecinos fueron alertados por el mayor de 14 años que vio todo. La mujer fue detenida. Sus otros hijos sufrieron varios cortes.

La víctima apareció sentada en la pileta de su lujosa casa. En principio creyeron que fue una muerte natural, pero en realidad fue asfixiada. Los investigadores no encuentran rastros del asesino.

Falleció el conductor de un Renault 12 que chocó contra un utilitario.