Pasar al contenido principal
Miércoles 24 de Junio de 2020

La historia de la cerveza y el tío de Rodrigo en un recital

Alberto Campos reveló que El Potro era "muy exigente" con la banda, pero él era la única excepción a las reglas.

La última vez que Alberto Campos habló con Rodrigo Bueno fue antes de que cruzaran el peaje de la autopista La Plata-Buenos Aires cuando volvían de viaje de City Bell luego de brindar un show. Horas más tarde de aquella madrugada del 24 de junio del 2000, el cantante protagonizó el fatal accidente con su camioneta.

Alberto Campos -papá de Magui Olave- era el tío del ídolo cordobés, pero también fue su baterista durante ocho años: "Fue un orgullo, agradecido a la vida por el lugar que me tocó". Aún recuerda cada recital, cuando tocaban para 100 personas y hasta de las 13 noches en el Luna Park con un éxito total.

 + MIRÁ MÁS: Magui Olave recordó a Rodrigo: “Es una herida que nunca va a sanar”

"En el último tiempo estaba desbordado por la cantidad de trabajao y viajes. Nos dimos cuenta después del momento que estábamos pasando, del éxito. Vino muy ràpido la fama, el trabajo y fue una vorágine que no nos dio tiempo a asumir la realidad. Pero fue espectacular", reconoció en diálogo con Cuarteteando.

Pero también reveló que El Potro era "muy exigente" con la banda. "En el escenario podía estar haciendo chistes, pero si le errabas una nota se daba cuenta. No se le escapaba nada", dijo entre risas Campos. De todas formas, era el único exceptuado en una de sus exigentes reglas.

"Al único que dejaba tomar alcohol era a mí porque estaba atrás", confesó el papá de Magui Olave, su prima. En uno de los bailes, siguió tocando la batería con una sola mano mientras con la otra agarraba la lata de cerveza: "A penas cambió el sonido, se dio vueltas y me hacía así (imita el gesto de Rodrigo preguntándole qué hacía) y le dije 'bueno loco, tengo sed'".

Ambos compartían ese gusto por la cerveza. Incluso afirmó que era una de sus cábalas antes de salir al escenario: podía no comer, pero que nunca le faltara esa bebida. De hecho, en un viaje a Salta, minutos antes de cantar obligó a su asistente a ir a recorrer todos los kioscos y comprar la que tomaba siempre (reconocida y popular marca) porque no iba a hacer el baile. 

 + VIDEO: el homenaje de Magui Olave a Rodrigo Bueno

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios