Pasar al contenido principal
Viernes 19 de Agosto de 2022

La primera vez que Ulises cantó con La Mona en el Sargento

El Flaco reabrirá la esquina más famosa de barrio San Vicente. Antes, reiteró su devoción por el Mandamás con un par de historias.

Expectativa a pleno en Córdoba. Luego de más de dos años frenado por la pandemia, este viernes es la fecha de reapertura del Sargento Cabral, que sorpresivamente no tendrá a La Mona sobre el escenario.

Ulises Bueno será el encargado de volver a darle vida a la esquina más famosa de barrio San Vicente. En un mano a mano exclusivo en De acá para allá, el Barba palpitó lo que promete ser una gran noche y repitió su fanatismo por el Mandamás.

Para Ulises, el Sargento significa mucho en su carrera. Además de visitar el Monumental para los clásicos de La Mona, también tuvo la oportunidad, sobre esas tablas, de cantar por primera vez con quien define "el número uno".

+ MIRÁ MÁS: Sabroso festeja 21 años de alegría en Complejo Forja

"Fui de público muchas veces. Tuve la oportunidad que, por medio de un amigo que fue a insistirle un par de veces, me hiciera pasar al camarín", rememoró el Flaco sobre aquel inolvidable encuentro hace más de diez años.

Ya cara a cara, La Mona le preguntó si se sabía alguna canción. "Lo miré con cara de emoción como diciendo 'no me podés hacer esa pregunta siendo tan fanático de él' y le dije que podía cantar la que él quisiera", siguió.

El tema que finalmente cantaron fue Busco un corazón. Ulises confesó que le "temblaba todo el cuerpo" y que el Mandamás "lo retó". "Me dijo que me tranquilizara y que disfrutara porque iba a ser un momento muy lindo para compartir", contó.

+ VIDEO: Ulises y aquella primera vez con La Mona en el Sargento:

 

Y agregó: "La Mona me dio esa oportunidad y yo me sentí mucho más que feliz. Llegué a mi casa sin poder creer la noche tan mágica que había vivido".

Como suele hacer, el Barba no perdió la chance de elogiar al Mandamás, a pocas horas de presentarse en su segunda casa. 

"Es una persona tan importante y tan iluminada, como lo solía ser mi hermano también, esas personas con luz propia y un aura que los protege. Son seres especiales que pasan por la Tierra para dejar una enseñanza. Cada vez que lo veo se me llenan los ojos de lágrimas", cerró Ulises rendido a los pies de Jiménez. 

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios