Pasar al contenido principal
Curioso
Salud

La enfermedad de los ojos que afecta a millones de argentinos

Se trata de un trastorno vinculado a las nuevas tecnologías. Los especialistas advierten la importancia de detectarlo a tiempo y tratarlo como corresponde.

Por: Soledad Oliva
Martes 27 de Septiembre de 2016
Ojo seco

El trastorno del ojo seco estaría afectando a unos 14 millones de personas en nuestro país y es el motivo del 40 por ciento de las consultas oftalmológicas.

Alejandro Berra, presidente de la Sociedad Argentina de Superficie Ocular (SASO) e investigador del CONICET, expresó: "El ojo seco es una patología ocular que afecta a cientos de millones de personas en el mundo. Los pacientes que la padecen sienten sensación de arenilla en los ojos, de basuritas, ardor, picazón o sus ojos se ponen colorados".

Esos síntomas son provocados por la alta exposición a pantallas, lo que explica por qué la enfermedad creció en los últimos 50 años. “Cuando uno está en frente de una televisión, computadora o celular, está atento a la pantalla y parpadea muchas veces menos por minuto", explicó el especialista. "Lo importante es que el ojo seco puede llevar a enfermedades graves de la córnea. No es lo más frecuente, pero si no se diagnostica a tiempo, algunos pacientes pueden llegar a la ceguera", alertó.

Otra causa que contribuye a su aparición es la contaminación ambiental, pero también hay que tener en cuenta lo que el doctor Berra denominó como la contaminación “interior”. Esta última es la sequedad que se acumula en lugares cerrados, por el uso por ejemplo, de aires acondicionados. También factores fisiopatológicos, como la llegada de la menopausia en las mujeres, o el uso de pastillas anticonceptivas pueden derivar en una disminución de secreción de lágrimas.

Lo primero que hay que hacer ante la presencia de los síntomas es consultar a un oftalmólogo y nunca automedicarse. "El paciente puede llegar a usar las gotas con corticoides que encuentran en el botiquín de la casa y, después de un tiempo, genera un aumento de la presión ocular que puede conducir a la ceguera”, remarcó Berra.

Y en caso de que la causa diagnosticada sea la alta exposición a las pantallas, se pueden cambiar los hábitos. “Cada media hora tomarse un descanso de 2 o 3 minutos. Por más atención que esté prestando en la pantalla, uno tiene que parpadear normalmente", recomendó el doctor.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios