Pasar al contenido principal

Lucas Samame, subdirector del Registro Civil, confirmó que un hincha de Belgrano plasmó su pasión al club al ponerle a su hijo Daleb. Como no está permitido agregar guiones, el nombre tiene la intención de homenajear al equipo uniendo la frase "dale b" en una sola palabra. Éste no es el único nombre extravagante inscrito.

Tomás tiene dos años y aunque no aprendió a leer, lo hace a su manera: recitando los temas que canta la hinchada en la cancha. Mirá el video.

El delantero de Boca y la Selección quiso asociarse para disfrutar de su segundo deporte favorito, pero recibió una respuesta negativa. ¿Discriminación?