Pasar al contenido principal

Los alumnos que tomaron el edificio del Pabellón Argentina llegaron a un acuerdo con las autoridades de la Univesidad Nacional de Córdoba.

Las cámaras de El Doce registraron los daños en el bar y otros sectores.

Durante el mediodía, el vehículo llamó la atención. Luego se confirmó a quién pertenece.

Lo confirmó la fiscal López de Filoñuk. Mientras tanto, los estudiantes dejan el lugar sin identificarse.

La asamblea que mantenía ocupado el recinto acordó ponerle fin al conflicto.

Junto a 13 compañeros, está por quedarse sin trabajo por las pérdidas y daños, incluso si se levanta la toma.

El rector de la UNC acusó al Partido Obrero y al Surrbac de estar detrás de la protesta.

La propuesta presentada por el Vicerrector de la Universidad Nacional de Córdoba a los estudiantes que resisten en el interior del Pabellón Argentino fue rechazada. La toma continuará por tiempo indefinido.