Pasar al contenido principal
Espacio patrocinado
salud

La deshidratación en invierno: ¿cómo evitarla?

Llegó el invierno y a pesar de no sentir calor ni sed, igualmente nos deshidratamos. Descubrí en la siguiente nota los síntomas más comunes y los principales consejos para evitarla.

Por: Aguas Cordobesas
Viernes 22 de Junio de 2018
La deshidratación no tiene relación directa con una estación del año en particular

En varias oportunidades se piensa que la deshidratación se da sólo en época de verano y a causa de factores como la transpiración, el calor o la escasa ingesta de líquidos, entre otras. Sin embargo, en invierno hay otras causas como resfríos, el uso de ropa muy abrigada o la exposición a una alta calefacción en lugares cerrados, que no resultan ser los mejores aliados para la salud.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

  • La piel seca
  • Los labios paspados
  • La orina demasiado oscura

6 consejos esenciales para mantenerte hidratado:

1) Tomá mucha agua: No esperes a tener sed, es recomendable que ingieras entre dos y tres litros de agua por día, incluyendo caldos, jugos e infusiones como té o café.

2) Evitá las bebidas alcohólicas: Además de un consumo responsable, es clave tomar conciencia que el alcohol contribuye a la deshidratación porque estimula la producción de orina y sudor.

3) Tomá sopa antes de tus comidas: Es una muy buena manera de hidratarse pero hay que limitar la sal de los caldos, sopas y cremas ya que el sodio en exceso produce retención de líquidos.

4) Consumí frutas y verduras: Si agregás gelatina o jugos a tus porciones de fruta, estimulás el paladar,  multiplicás la hidratación y aportás nutrientes para proteger tu salud ante el frío.

5) Quitate los abrigos pesados cuando ingreses a un lugar cerrado y calefaccionado.

6) Colocá cuencos de agua cerca de cualquier fuente de calor para humidificar los espacios: Sumado a que la humedad ambiente es más baja durante el invierno, la calefacción tiende a resecar el ambiente aún más afectando nuestra piel, labios y ojos. Esto repercute en nuestra hidratación, ya que perdemos más agua al respirar.

El agua como aliada durante todo el año

La deshidratación no tiene relación directa con una estación del año en particular, sino con la necesidad atemporal de nuestro cuerpo de mantenerse siempre hidratado. Por eso es importante tomar conciencia y trabajar en los hábitos del día a día para resguardar nuestra salud y disfrutar de una vida normal durante todo el año.

¿Estás poniendo en práctica estos consejos?

El agua nos une, el futuro también.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios