Pasar al contenido principal
Viernes 28 de Agosto de 2020

La noche en que el Orfeo vibró al ritmo de La Mona

En 2002, Carlitos presentó su disco "El vicio de La Mona" en el estadio que hoy corre riesgo de cierre por la crisis. El recuerdo de un fanático que todavía no olvida la emoción de ese show histórico.

Desde sus inicios, el cordobés más famoso, tiene por costumbre presentar sus discos en los clubes de barrio, como por ejemplo: el Monumental Sargento Cabral, Atenas, La Vieja Usina, solo por nombrar algunos de ellos. Pero esta ocasión sería completamente distinta ya que el nuevo disco se iba a presentar en el recientemente inaugurado Orfeo Superdomo.

Un estadio de lujo, ubicado en la avenida Manuel Cardeñosa N° 3450 de la Ciudad de Córdoba, que cuenta con una superficie de 16.730 m2 cubiertos y una capacidad para 12.000 espectadores.

El viernes 06 de diciembre el disco N° 69 titulado “El Vicio de La Mona” salió a la venta en todas las disquerías del país y fue grabado en su totalidad en el Estudio La Cueva. Contiene 14 canciones inéditas, 6 reediciones, un almanaque y una energía feroz digna de admiración.

Las noches se hacían eternas, los bailarines calmaban su ansiedad escuchando su vicio hasta el amanecer y de pronto la noche tan esperada del miércoles 11 llegó. El sudor en la frente, el temblor en las manos y los pies inquietos eran signos que presentaban los bailarines en la fila para ingresar, de pronto las puertas se abrieron, las damas fueron recibidas con rosas y los caballeros con un cordial saludo por parte del staff.

+ ARCHIVO El Doce: La Mona Jiménez en el Orfeo Superdomo:

Las agujas del reloj marcaron las 22:30 horas, en las 3 pantallas gigantes del lugar proyectaron un compacto de la gira internacional realizada por el cantante en Estados Unidos y Canadá. Al finalizar las luces se encendieron, los acordes comenzaron a sonar, pero Carlitos no salió junto a sus músicos, sorprendió a todos los presentes sobrevolando la pista de punta a punta, saludando a los barrios con su lenguaje de señas. El público estalló y el pogo que se generó, empujó con tanta fuerza las vallas de contención que destrozó parte del escenario, inmediatamente tuvo que pedir calma a la multitud para poder continuar.

Al inicio de la segunda selección volvió a sorprender, saliendo a escena sentado en la parte trasera de un automóvil descapotable, acompañado por un grupo de señoritas. Durante todo el baile La Mona estuvo enchufado a 220 voltios, no paró jamás de agitar, cantar y bailar como si fuese su primera presentación. Demostrando que no le teme a nada ni nadie y que las tablas bajo sus pies son las mismas. Su gente lo vive de igual manera, no les importa donde esté su ídolo, siempre estarán para apoyarlo, tanto en el Sargento como en el Orfeo.

+ MIRÁ MÁS: El Orfeo, al borde del cierre: recordamos los shows de cuarteto más importantes.

La discográfica Warner filmó el show con 8 cámaras para luego ser re-transmitido el miércoles 01 de enero de 2003 por un canal local de Córdoba.

La presentación fue un éxito y una algarabía total, todas las clases sociales se hicieron presentes pudiendo disfrutar y festejar por igual la llegada del nuevo disco, las familias desde las tribunas y los jóvenes bailarines en la pista de baile. Una vez más, el cantante cuartetero demostró su liderazgo e innovación, sin lugar a dudas deja huellas por dónde camina.

                                                * Por Tamy Delaurenti y Flavio Parmentier

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios