Pasar al contenido principal
Lunes 04 de Abril de 2022

Pirucho y el día que reemplazó a La Mona en el Cuarteto de Oro

La historia del cantante que ocupó el lugar de Carlitos cuando tuvo que operarse de la garganta y el concurso que organizó Coquito Ramaló.

"Venga y cante como La Mona y gane 500 pesos", ese fue el slogan de una publicidad que se transmitía en la radio en el año 1983. Por esos días, Carlitos Jiménez  era el cantante estrella del Cuarteto de Oro y necesitaba tomarse unos días para sacarse unos pólipos en la garganta. 

Así fue como a Coquito Ramaló, su tío y dueño del grupo, se le ocurrió lanzar esta campaña para encontrar al reemplazo ideal de su sobrino en el micrófono. El lugar elegido fue Alas Argentinas, un club que fue durante muchos años sede de grande bailes de cuarteto. 

+ VIDEO La historia de Pirucho Membribe:

Esa noche, unos 40 aspirantes pasaron por el micrófono del que por entonces era uno de "los cuatro grandes". Elegían la canción, subían, cantaban frente al gran público y se bajaban de las tablas. La idea era encontrar a quien ocuparía el lugar de Jiménez por algunas semanas.

De ese casting en vivo salieron varios talentos que luego formaron parte de la historia del cuarteto, como Damián el Pibe Diez y Marito Gutiérrez, primer cantor de Trulalá. 

+ MIRÁ MÁS: La historia de Beto López, un inquieto del acordeón.

Pero Ramaló tenía un as sobre la manga. El acordeonista José Concha le había presentado a un amigo de Malagueño que reunía todas las condiciones: se llamaba Rubén Membribe. Se conocían del "Cuarteto universal" y se sabía todos los temas de memoria. Lo probaron y quedó. 

Fue a la casa de La Mona a buscar un traje para el debut, que resultó ser el que había usado Jiménez para la tapa del disco "Si se detapa la olla". 

El reemplazó duró solo un par de semanas, pero ahí comenzó su carrera profesional. Lo bautizaron como Pirucho, y siguió haciendo bailes con ese nombre durante más de tres décadas. 

Años después, se encontró con La Mona en un bar. "Bien Pirucho, bien, cómo podés cantar tan parecido a mí", le dijo.

Hoy, Pirucho maneja el camión de recolección de residuos de su localidad, aunque los fines de semana se vuelve a subir a las tablas para seguir manteniendo viva la llama del canto. Cada tanto se encuentra con algún memorioso  que todavía se acuerda de la vez que ocupó el lugar de Carlitos Jiménez en el Cuarteto de oro.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios