Pasar al contenido principal
Opinión
Economía y Consumo

No es docencia barata: Macri necesita que se ahorre energía

Si el proyecto de ley se encamina al veto, los usuarios de gas y de luz tendremos que pagar los aumentos plenos, sin la vuelta a noviembre de 2017 como pretendía casi mágicamente la oposición. El análisis de Laura González.

Por: El Doce
Martes 29 de Mayo de 2018
 luz-gas-tarifas-energia-gobierno-nacional-proyecto-senado

Para la luz, rige un aumento mayorista que se aplicó en diciembre y en enero, más otros cuatro que aplicó la propia Epec para transportar y distribuir esa energía. Por ejemplo, una familia que consumió en abril pasado 350 kilovatios al mes (se trata de un consumo medio-alto) pagó entonces 620 pesos. Ese mismo consumo en abril de este año es de 1455 pesos: un 135 por ciento más. Hay que tener en cuenta que para abril de 2017 la facturación era bimensual, por lo que si vamos a comparar hay que dividir la boleta pasada en dos.

 + MIRÁ MÁS: Sin monedas de 2 pesos: algo más que problemas para dar vuelto

Pero el problema estará en el gas. Porque al aumento de luz ya lo vimos, ya relativamente lo digerimos, pero el gas tiene sus particularidades. Un hogar que en abril pasado consumió 120 m3 y que está en la categoría R2-3 (que consume entre 850 y 1000 m3 al año) pagó 554 pesos y este abril, con un consumo de 120 m3, pagará 1115 pesos: 101 por ciento más.

 + VIDEO: los detalles del tarifazo, según Laura González

La primera particularidad está en que en invierno, el consumo se triplica, por lo que una boleta promedio puede superar tranquilamente los tres mil pesos. Además, no podés medir tu consumo para saber en qué categoría estás. Sucede que cuando el usuario sube de categoría, el 100% del gas consumido es más caro. No pasa como en la luz, que el precio es escalonado y va subiendo de a tramos. Acá, todo es más caro. Y el usuario no puede controlar cuándo se pasa de una categoría a la otra.

 + MIRÁ MÁS: Con un dólar a $25, ¿cómo siguen los créditos hipotecarios?

No es docencia barata la del presidente Macri cuando dice que, pese a todo lo que se dice del tarifazo, el consumo residencial de energía subió 8% en abril. Necesita que eso no pase con el gas. Necesita de un invierno corto (aunque el frío sea intenso, es clave que dure poco) y necesita que los hogares ahorren gas. De lo contrario, las tarifas sí serán impagables y el costo del veto, imposible de digerir.

Mirá los comentarios
Mirá los comentarios