Pasar al contenido principal

Los vecinos están preocupados porque el piso podría electrificarse. Al parecer, agua servida de un edificio se filtró y causó el cortocircuito.

La situación se agravó con los días y aún no solucionaron el problema que es externo al consorcio. Los vecinos están sin agua potable y podrían quedarse sin luz.

"Está por caerse, puede ocurrir una tragedia", afirmó una mujer. Denuncian que la construcción se hunde.

Los inquilinos y propietarios se quedaron sin agua y temen a que afecte la energía eléctrica. La situación es realmente grave y el consorcio lleva gastado más de 100 mil pesos en arreglos y desagotes.

Ocurre desde hace semanas entre los puentes Santa Fe y Avellaneda. Prometieron resolverlo.

Los líquidos contaminantes bajan por distintos desagües de la zona céntrica. Son descargas clandestinas.

Tras un año, siguen sin soluciones en Villa El Libertador. Las promesas incumplidas y el dolor de la familia.